Huelga Unimarc: La difícil realidad de una Negociación Colectiva en pandemia

Sindicato Unimarc en huelga espera que la empresa “se ponga la mano en el corazón”.

Por unanimidad (96%), las bases del Sindicato de Trabajadores Supermercados Unimarc Arica, Iquique y Alto Hospicio rechazaron este sábado la última oferta de la empresa que es tan baja como las anteriores ofertas y que no mejoran en nada la situación económica que enfrentan estos trabajadores en huelga desde el 3 de julio.

La empresa les ofrece subir apenas 5 mil pesos, y lo que están pidiendo es 30 mil pesos. En cuanto al bono de término de negociación, les ofrecen 80 mil pesos y 50 mil pesos para los que realizan labores part time. En este empleo, casi el 70 por ciento de los trabajadores gana menos de 350 mil pesos.

«La gente está en sus casas y nadie tiene salvoconducto; entonces no podemos generar las votaciones«

De a poco comienzan a aparecer los nuevos problemas que están enfrentando los trabajadores y trabajadoras en sus procesos de negociación colectiva en esta época de pandemia, desde ofertas mezquinas fuera de toda realidad, hasta exigencias impracticables como realizar votaciones secretas con ministro de fe en ciudades donde hay cuarentena y sin entregar salvoconductos. Al menos, en el caso de los trabajadores de Unimarc, consiguieron que la Dirección del Trabajo le negara al empleador esta exigencia del Artículo 356 del Código del Trabajo, para evitar exponer a los trabajadores a contagio del COVID-19. “Malamente podemos hacer votaciones porque se perdió el vinculo contractual con la empresa, la gente está en sus casas y nadie tiene salvoconducto; entonces no podemos generar las votaciones”, indica Manuel Jeria, presidente del Sindicato.


[Te puede interesar]:  Los 300 socios y 300 Guerreros: Historia del Sindicato Complementos en la voz de Abel San Martin, uno de sus socios fundadores


Comunicación virtual

No obstante, la cuarentena en Iquique y Alto Hospicio, el sindicato se las arregló a través de la comunicación virtual para legitimar la decisión de los 760 trabajadores organizados. Los dirigentes conversaron con cada uno de los delegados de local, que son seis en Iquique, dos en Arica, y uno en Alto Hospicio, a ellos les explicaron los términos de lo que ofrecía la empresa, y estos delegados llamaron por teléfono o por WhatsApp a cada uno de los trabajadores para recoger sus opiniones.

La gente está super molesta con la empresa porque desde el estallido social hasta la pandemia, la gente de los supermercados se ha sacado la mugre, exponiéndose al virus; los supermercados no han cerrado, han ganado harta plata”, por lo que creen justo invertir en ellos, los trabajadores que mantienen el negocio. Los empleados no ven la recompensa pese a las ingentes ganancias de este sector del retail, afirma Jeria.

Huelga unimarc

«En menos de una semana de ventas se podría pagar el valor total del petitorio de la Negociación Colectiva de este año«

Hay una idea errada de que los supermercados no ganan, pero “es todo un negociado”, si Unimarc está en la bolsa de comercio, dice Manuel. Sus dueños, el grupo Saieh, es el que vendió las miles de cajas de alimentos que entregó el gobierno.

El sindicato no puede revelar los estados financieros de la empresa, información a la que pueden acceder en la fase preliminar de la negociación colectiva, que les permite hacer una estimación de los aumentos que pedirán, en función de las ganancias declaradas por la empresa. Pero en una estimación solo de las ventas diarias, considerando los 7 locales de Iquique y Alto Hospicio, son 200 millones de pesos, que en un año totalizaría 73 mil millones de pesos anuales. En menos de una semana de ventas se podría pagar el valor total del petitorio de la Negociación Colectiva de este año.

El 26 de abril ingresaron la propuesta de convenio colectivo, cuando ya había comenzado el avance del Coronavirus, y en aquella oportunidad le pidieron a la empresa “parar esto, pero si ellos no quisieron, malamente pueden frenarlo los trabajadores”. En todo caso, esta negociación les tocaba, si o si ahora, y a la empresa tampoco le convenía retrasar el inicio del proceso ad portas de septiembre para Fiestas Patrias o más aún en diciembre para la Navidad, fechas de mayores ventas del rubro, señala el dirigente.

Negociación Colectiva en pandemia

Para Manuel, la negociación colectiva en pandemia esalgo nuevo, difícil de manejar, tenemos una huelga donde todos están en las casas, no nos podemos parar afuera del local porque no podemos exponer a la gente en cuarentena”. Si bien acepta que las huelgas no son buenas para nadie, también el derecho de los trabajadores a defenderse ante los “poderosos empresarios”.

«Esperamos que se entienda que esto no es una guerra, es una necesidad y un derecho de todo trabajador”

Los socios del sindicato, conformado mayoritariamente (80%) por mujeres, muchas de ellas dueñas de casa, jefas de familia, esperan que la empresa “de una vez por todas se ponga la mano en el corazón, que los grandes empresarios en estos momentos están resguardando sus lucas a pesar de que son multimillonarios. Esperamos que se entienda que esto no es una guerra, es una necesidad y un derecho de todo trabajador

El sindicato encabeza por Manuel Jeria, lo componen desde subadministradores, recursos humanos, rotiseros, pasilleros, cajeros, bodegueros, pasteleros, entre otros. Después de ésta negociación en el Norte del país, vienen la de los locales en la zona Sur y, entonces, “quieren ponernos el pie encima”.